BUENAS NOCHES QUERIDO JESÚS….

Jesús, mi buen amigo Jesús.

Gracias por estar presente en este momento. Acá, conmigo.

Escuchando atento… sin apuros.

Vos bien sabés como anda todo por acá. Y sé muy bien que estás conmigo.

Pero todo es tan difícil. A veces se me hace tan complicado mantenerme firme. Soy tan frágil Señor, me caigo… pero siempre estás para mí.

Pero vuelvo a caer, y sufro ¿cómo es que debo hacer?

Hay momentos en que siento que mis fuerzas se acaban. Siento que todo se viene abajo, lo que con mucho esfuerzo construí.

Como ahora.

Que lo único que siento es un dolor inmenso en mi alma.

Porque siento que esta situación nunca va a acabar. Porque, a pesar de ser fiel amiga/o tuya/o y estar confiada/o en tu hermosísima protección, tengo miedo.

El miedo es el peor defecto que tengo Señor. Vos conocés cuáles son. Y no sé que hacer para que se vayan. Siento que es tan difícil…

Pero hay algo que Vos conocés mejor que nadie en mí. Que es mi admiración por Vos. Señor, el amor que te tengo es inexplicable…¡las veces que me rescataste! Los momentos que me has regalado. Las personas que pusiste en mi vida… Todo eso y mucho más es motivo del agradecimiento inmenso que tengo y deseo ofrecerte mi Señor.

Y sé que no soy perfecta/o y que la cantidad de errores que cometo son una burla hacia todo lo que hiciste y hacés por mí día a día.

Te necesito Señor, necesito que me escuches, necesito de tu presencia continua en mi corazón.

No permitas que suelte jamás mi mano de la Tuya.

Te amo Jesús.

Sos la persona que guía mis pasos, sos el motor que me anima a seguir fuerte y feliz en este camino, duro camino pero hermoso. Tu presencia en mi vida es lo mejor que me pudo pasar. Vos lo sos todo. Sin Vos no soy nadie Señor…

Vos tenés el poder de cambiar las cosas, y en este momento sería medio raro no pedirte que cambies esta situación que estoy viviendo ¿no?

Pero, la presencia de tu Espíritu en mi ser, Mamá Maria que está susurrándome al oído, y sobretodo, Vos presente acá, prestando atención a cada palabra que me sale, sonriendo con tu carita tierna por mí, me hacés querer decirte algo diferente. Algo que para muchos será algo loco, tonto, o quizás raro. Pero siento la fuerte necesidad de que sepas esto Señor:

Quiero, en esta noche, esta noche cargada de cansancio, un poquito de tristeza, con esfuerzos cargados en esta cruz que me pesa, y con la mayor sinceridad y confianza entregártelo todo. Si, todo Señor.

Quiero que te encargues de mi vida, te la entrego con todo lo que hay en ella: mis sueños, mis ganas de progresar, mi familia, mis amigos, mis ganas de vivir, de ser felíz, de seguirte siempre durante toda mi vida. Pero también lo malo que hay, porque es lo que más me cuesta; mis miedos, mis preocupaciones, mis ataduras, las personas que me cuestan, mi falta de fe…

Todo Señor en tus manos. Desde hoy y para siempre quiero que Vos guíes mis pasos, quiero que tu Voluntad se cumpla en mí. Lo que Vos quieras Señor, yo lo acepto. Y si alguna vez escuchás alguna que otra queja, no me hagas caso que se me pasa rápido.

Quiero que todos los que me vean puedan notar Tu presencia en mí, por mis actos, mis palabras, mis gestos.

Ayudáme Señor, porque sola/o no puedo. No sueltes mi mano nunca. Porque ¡con Vos lo puedo todo! Nada es imposible con Vos Señor.

Ayudáme a acercarme a tu Mamá, a mi Mamá: ella que es ejemplo de madre, de amiga, de hermana. Gran ejemplo de mujer. Quiero ser como Ella, Señor.

Bueno, voy a seguir con mi vida. Sólo tenía ganas de hablar un rato y, como bien sabés lo que me cuesta charlar con Vos, usé esta manera para comunicarme que, tal vez sea un poco innecesaria porque lo sabés todo Señor, sabés todo sobre mí.

Te pido protección y salud para mi familia, ayudános a acercarnos juntos a Vos. Gracias por ellos. Gracias por las personas que quisiste que estén en mi vida, por ser ellas y no otras.

Buenas noches Amigo. Gracias por mostrarme siempre el camino correcto. No permitas nunca, pero nunca que tome atajos. Y si alguna vez (que seguro pasa) tomo alguno, ayudáme a retomar siempre el indicado.

Te amo Señor. Sin Vos nada tiene sentido.

No quiero nada sin Vos, lo quiero todo Juntos.

Amén.

 

Fuente: Oleada Joven